Contaminación del aire por partículas en suspensión

Contaminación del aire por partículas en suspensión

septiembre 3, 2018 Desactivado Por admin

Contaminación del aire por partículas en suspensión

Las partículas en suspensión son sustancias solidas o liquidas que se encuentran suspendidas o dispersas en el aire, esto ocurre de manera natural o por la acción del ser humano. Pueden permanecer en el aire durante mucho tiempo sin llegar al suelo y viajar distancias importantes a través del viento. Estas partículas engloban múltiples compuestos que varían en su composición físico-químico, origen y efectos sobre el medio ambiente y la salud. Lo cual es una de las causas de el aire contaminado.

Entre ellas podemos mencionar el polvo, hollín, polen y cenizas.

Según su tamaño, tenemos 3 tipos de partículas en suspensión:

  • Partículas gruesas o PM10: miden de 10 a 2,5 micras y provienen del polvo, la construcción y el viento que levanta partículas del suelo.
  • Partículas finas o PM2,5: miden menos de 2,5 micras, se producen por la combustión de los combustibles fósiles y son las más perjudiciales.
  • Partículas ultrafinas: miden menos de 0.1 micra y se conoce poco sobre ellas.

Por lo general, las partículas en suspensión miden menos de 10 micras, por lo que alcanzan las vías respiratorias más pequeñas y se pueden alojar en los pulmones o pasar al torrente sanguíneo. Es por ello que pueden perjudicar nuestra salud, dependiendo del tipo de partículas y ocasionar enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

La OMS indicó que no existe un umbral de seguridad que indique los daños sobre la salud en base a la concentración de partículas a la que se expone un cuerpo humano, por tanto, siempre habrá daños para la salud y se recomienda reducir su concentración lo más bajo posible a través de políticas que favorezcan medios de transporte menos contaminantes, generación de electricidad limpia, mejoras en los desechos industriales, entre otras estrategias.