Señales de que hay chinches de cama en tu hogar

Entre las primeras señales de que hay chinches de cama están las picaduras. Sin embargo, existen muchas personas que no lo notan ni alcanzan a diagnosticarlos.
Aunado a ello, puede darse la situación de que para el momento en que se notan las picaduras, ya hay un gran nicho de chinches de cama en tu hogar.
Por lo tanto, también es de vital importancia conocer otros tipos de señales que indican la existencia de chinches de cama en tu hogar.

Señales de que hay chinches en tu casa

1. Heces y manchas fecales

Cuando los insectos ingieren o consumen sangre, éstos defecan casi inmediatamente. Siendo así, las manchas dejadas en las telas son, a menudo, una de las primeras muestras de que hay chinches de cama en tu casa.
Las heces de chinches dejan manchas oscuras fáciles de notar en las telas. Cuando las veas, éstas parecerán una marca de bolígrafo o marcador.

2. Manchas de sangre.

También se pueden conseguir manchas de sangre en el colchón o las sábanas, en especial cuando los chinches son aplastados mientras se están alimentando y la persona, dormida, se mueve.
Mientras más inquieta sea la persona, más fácil será encontrar este tipo de manchas.

3. Cáscaras de huevo de chinches

Las cáscaras de huevo vacías son otra de las señales de que hay chinches en tu hogar. Son pequeños, de aproximadamente 1 mm, pero son visibles a la vista.
Por lo general se consiguen en sitios rugosos, como las telas o la madera.

4. Residuos de cambio de piel

Los chinches de madera, a medida que crecen, se desprenden de su piel hasta 5 veces hasta llegar a la madurez.
Otra señal de que hay chinches en tu hogar es que conseguirás las cáscaras de piel en los alrededores de sus guaridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *