Sincronización de dioses

La creación, la evolución y el tiempo no se han detenido; es sólo que, para nosotros, este instante es muy largo.

Todo en la naturaleza tiene sus leyes y premisas bien definidas. Toda la materia y energía en el universo llevan su inercia, ritmo y frecuencia gobernandas por dichas leyes.

Cuando llegan a coincidir varias o miles o millones de leyes naturales en tiempo y espacio, pueden dar por resultado cosas increíbles. Como, por ejemplo: La vida.

Si toda materia y energía lleva su inercia y su ritmo, debemos saber que llegará un momento en el que alguna o muchas de las leyes naturales se desincronizarán, igual que las culturas primigenias de la zona entre el Tigris y el Eufrates dejaron de creer en los dioses de mesopotamia, ocasionando situaciones diferentes a las actuales.

“La vida en la tierra es un instante de sincronización”.

A la naturaleza no le interesa si en su andar creó o destruyó vida.

Ella sigue su camino.

Preparemos nuestros cuerpos a evolucionar más rapido para adaptarnos al cambio.

O bien, preparémonos a emigrar a mundos donde existan las mismas condiciones sincronizadas que en la tierra.

O, por último, si nos gustamos tal cual somos y nos gusta donde estamos, preparemos micro medios para sobrevivir en condiciones adversas a las que fuimos creados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *